Valoración positiva de la Delegación de Seguridad Ciudadana tras las actividades de septiembre.

El delegado de seguridad ciudadana, Fernando Martínez, y el oficial jefe de la Policía Local, Diego Blancat, han efectuado este mediodía una valoración tras la celebración de las actividades programadas para la pasada semana, y ambos han destacado que, globalmente hablando, la valoración que hay que hacer es positiva, teniendo en cuenta el correcto comportamiento de la población y la ausencia de incidentes de consideración. En cuanto a las actuaciones concretas de la Policía Local durante la pasada semana, Blancat destacaba que “se han levantado 3 actas por seguridad ciudadana por falta de respeto a los agentes de autoridad, y más de 90 actas por determinadas actividades de ocio, como botellón, orinar en la vía pública, etc.”. En este sentido, tanto el oficial jefe de la Policía Local como el delegado de seguridad han recordado que está prohibido hacer botellón. Fernando Martínez señaló que “los botellones están prohibidos en Andalucía desde el año 2.004, hay una Ley del Parlamento andaluz que así lo establece. No se trata de criminalizar a ningún segmento de población, ni mucho menos a los jóvenes, pero sí tenemos que tener presente que todos hemos de cumplir con la normativa vigente”. No obstante, el delegado de seguridad del ayuntamiento de Écija hizo una valoración positiva tras las actividades programadas para la semana pasada: “En líneas generales hacemos una valoración positiva, ya que el comportamiento de la población ha sido correcto, tanto en los conciertos celebrados como en el recinto ferial en el que se instalaron las atracciones”. Las únicas incidencias, por tanto, se han debido a la proliferación de botellones, aspecto en el que, según Diego Blancat, oficial jefe de la Policía Local, se incidió especialmente desde el miércoles día 15: “El botellón, y cómo erradicarlo, era nuestro principal problema, y ese día hicimos una actuación importante, lo que provocó que no tuviéramos incidencias durante los días posteriores, en los que las infracciones fueron mínimas”.