TRAGSA podría hacerse cargo de las obras de la casa consistorial.

Ayuntamiento y consejería de fomento de la Junta de Andalucía se han reunido esta semana con el objetivo de seguir trabajando en la rehabilitación del edificio del Ayuntamiento de Écija tras las muchas vicisitudes en las que se ha visto envuelto este emblemático proyecto. Tras llevar a cabo una primera intentona con la adjudicación fallida de la obra a la empresa Dragados, el equipo de gobierno y la Junta de Andalucía decidieron llevar a cabo una nueva adjudicación a la dirección facultativa de las obras, aprobando el nuevo proyecto a finales de 2021, pendiente de licitación.

El Delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, ha explicado que “había que solventar dos cuestiones importantes: primero que la nueva adjudicación volviera a caer en manos de una gran corporación que resultara en los mismos problemas que la primera adjudicación; y segundo, que las obras deben comenzarse lo antes posible, ya que el deterioro del edificio es más que evidente tras los muchos años transcurridos desde que se iniciara el procedimiento”.

De este modo, una nueva adjudicación en la misma línea que en el primer intento se dilataría en el tiempo demasiado para los interesados. Ante esto, la Consejería de Fomento ha estudiado junto al consistorio la posibilidad de que fuera la empresa pública TRAGSA la que se encargara de estas obras. Fruto de este trabajo se ha planteado una visita a finales del mes de julio al edificio consistorial, en la que se llevó a cabo un primer acercamiento al proyecto.

De este modo, si finalmente se llevase a cabo por parte de esta empresa pública, los tiempos se acortarían, llegando a poder comenzar, en palabras de Gómez “en noviembre o diciembre de este mismo año, por lo que en torno a diciembre de 2024 se podrían dar por finalizadas”. Actualmente TRAGSA estudia el proyecto. Se tendría que firmar un convenio marco, una adenda al propio proyecto y la encomienda al medio público, por lo que se tendrá que dar cuenta al pleno de la corporación del acuerdo final. Para Sergio Gómez, es, “sin duda, una buena noticia que asegura el buen futuro para este proyecto que, ahora sí, parece que está mas cerca de llevarse a fin”.