Nueva fase en las obras de modernización de las instalaciones de Policía Local.

Las obras de adecuación de las instalaciones de Policía Local siguen su marcha en lo que va a suponer “una mejora importante del servicio que se presta” en palabras del alcalde de Écija, David Javier García Ostos, que ha visitado hoy las instalaciones junto al Delegado de Seguridad, Fernando Martínez, la Delegada de Economía, Rosa Pardal y el oficial jefe del cuerpo, Diego Blancat.

El proyecto de obra está diseñado en tres fases, todas a cargo del presupuesto municipal. El Alcalde de Écija ha manifestado su satisfacción por las obras en un edificio “que no se remodelaba prácticamente desde que se inauguró, y que, además, estará dotado con la tecnología más moderna y adecuada a la normativa que se requiere para el cuerpo”.

Mejoras generales para el edificio.

Las actuaciones se vienen realizando desde hace algo más de dos años en pro de la mejora de los servicios que ofrece el cuerpo municipal e Policía. Entre ellas, se ha construido una nueva sala de control que incluirá videovigilancia para control de edificios municipales y el tráfico en la ciudad, lo que redundará en un mejor servicio y en un ahorro económico para el consistorio. Habrá también un nuevo control de acceso con cristal blindado, así como una sala de denuncias y sala de espera, todo ello en la planta baja del edificio, unas obras que el gobierno local ha cargado al presupuesto municipal y que espera estén finalizadas tras el verano.

Otra de las mejoras es la adecuación de las antiguas instalaciones de la Policía Nacional en el mismo edificio para adaptarlas a los servicios municipales, que se darán ahora por la puerta externa, evitando así a los civiles tener que entrar en el edificio y subir a la primera planta como se venía haciendo hasta ahora. Asimismo, se ha adecuado el espacio para una nueva sala formación, de briefing y para el servicio VioGén (de Violencia de género). Por último, se han cambiado las ventanas que dan a fachada del edificio para adecuarlas a las necesidades actuales.

Diego Blancat ha asegurado que “todas estas mejoras se enmarcan en la intención de la Policía Municipal por acercarse a la ciudadanía y prestar así un mejor servicio”.

Se ha mejorado también la zona de los calabozos, que no cumplían la normativa específica en cuanto a depósitos carcelarios de detenidos. De este modo, se han mejorado las instalaciones obsoletas con que se contaban, sustituido las camas de metal por unas de obra, los colchones por otros de material ignífugo, los sanitarios por unos metálicos e irrompibles que se adaptan a la normativa vigente, se ha eliminado el enlosado en paredes, se han reducido tabiques para una mejor visión del habitáculo, e incluso se ha adaptado uno de ellos a personas con movilidad reducida.

Fase actual.

En la fase actual, se trabaja en la zona donde irán ubicados los asesos, duchas y taquilleros, además de la zona de mandos, y una actuación en las cubiertas, que presentan desperfectos. También se actúa en el patio, que se está adecentando en cuanto a infraestructuras y pintura. El cuerpo prevé en el mes de octubre llevar a cabo una jornada de puertas abiertas para que la ciudadanía pueda acercarse más al cuerpo y a las nuevas instalaciones.

Nuevo equipamiento.

Todas estas mejoras no tendrían sentido sin un equipamiento que aproveche las nuevas tecnologías. De este modo, se contará con nuevos equipos informáticos y audiovisuales para la sala de vigilancia, un nuevo equipo electrógeno para asegurar el servicio en caso de corte de suministro, e incluso la reciente adquisición de un dron que permita llevar a cabo trabajos en zonas de acceso complicado o situaciones especiales.