El Mirador de Benamejí se inaugurará el próximo 14 de febrero.

La Alcaldesa de Écija, Silvia Heredia, ha anunciado esta mañana que el Mirador de Peñaflor será inaugurado el próximo 14 de febrero. Al acto acudirá el Presidente de la Diputación Provincial de Sevilla, Francisco Javier Fernández de los Ríos. Acompañada de los arquitectos municipales encargados del proyecto de rehabilitación del edificio, la primera edil ha resaltado “que el mirador se ha recuperado para disfrute de los ecijanos y de los visitantes, no sólo por su monumental fachada y vistas, sino porque será la sede de la oficina de turismo”.

Igualmente Heredia ha señalado que “es importante incidir en la extraordinaria labor de los técnicos municipales y de los restauradores para llevar a buen fin el proyecto y a los fondos de la Diputación para poder ejecutar las obras”.

El Ayuntamiento de Écija adjudicó la obra en septiembre de 2021 a la empresa ecijana Contratas Gutiérrez, en las que se han invertido más de 642.000 euros con cargo al plan de reactivación económica de la Diputación de Sevilla, el Plan Contigo.

Las obras han consistido en:

Estructuralmente, se conserva totalmente toda la estructura muraria del edificio, pero se han sustituido los forjados anteriores de rollizo, en muy mal estado en muchos casos e incapaces de soportar los requerimientos de las cargas actuales.

La escalera ha sido la única actuación de corte contemporáneo del edificio, ejecutándose de hormigón armado visto con zanca quebrada, peldañeado en barro y con barandilla de vidrio y acero inoxidable.

Para el refuerzo y consolidación de los muros, ha sido imprescindible el refuerzo de la cimentación de dichos muros mediante un sistema de micropilotes que durante las obras ha sido muy complicado de ejecutar, teniéndose que acceder con maquinaria a espacios muy reducidos y con un subsuelo con un estrato de gravas que dificultaron mucho los trabajos

Se han reforzado interiormente los balcones, y se han restaurado magníficamente todos los elementos decorativos como molduras, pinjantes, estatuas, remates y columnas, además de recuperarse pinturas y decoraciones originales inéditas en nuestra época. Se ha dotado al edificio de unas instalaciones e iluminación modernas y funcionales, además de darle una iluminación ornamental que resalte el magnífico edificio que ha quedado. Todas ellas adecuadas para un uso contemporáneo que a partir de un exhaustivo estudio histórico del edificio no ha hecho más que recuperar el uso original, subsanándose todas las patologías y recuperándose la fisonomía de éste en sus inicios.

Se han eliminado todos los arcos cegados y las galerías han vuelto a ser galerías para poder disfrutar de las vistas de la plaza. En planta baja se ha adecuado el espacio que ocupaba el estanco para albergar la oficina de turismo, ya que el edificio por fin se dedica hoy día al uso y disfrute de todos, ecijanos y turistas que visiten la ciudad. Las siguientes plantas sólo albergan pequeñas habitaciones de uso también turístico y aseos públicos.